En TORNILLOS Y RESORTES VEL-HER S.A. DE C.V. te ofrecemos nuestra experiencia de más de 25 años en la fabricación y venta de tornillos y resortes.

En esta oportunidad te explicamos cómo se fabrican los tornillos. Comúnmente, se utiliza alambrón de acero horneado hasta por 30 horas para trabajarlo, para posteriormente sumergirlo en ácido sulfúrico que le retira el óxido, se lava con agua y se recubre con fosfato que lo lubrica y evita futuras oxidaciones.

Los tornillos se fabrican por medio de un proceso llamado forjado en frío, donde el alambrón procesado como se mencionó en líneas anteriores se endereza y corta en los tamaños requeridos. Estas piezas se pasan por moldes que le aportan la forma cilíndrica perfecta requerida, para después forjar la cabeza en distintos procesos.

Luego una punteadora le da la forma al fondo de cada tornillo, creando los chaflanes. Posteriormente, el forjado en frío, con unos rodillos a presión, crea los filetes responsables de que la pieza se pueda enroscar.

Todos estos procesos son calibrados y medidos para verificar la calidad del producto final.